688 90 64 71
info@inspirapsicologia.com

Qué es una terapia psicológica

Si estas leyendo esta página es probable que estés buscando ayuda de un profesional o que lleves tiempo encontrándote mal. Lo primero es asegurarte de que estás contactando con un profesional de la ayuda (Psicólogo o Terapeuta). Para ello puedes buscarnos en la página del Colegio al que pertenecemos (en el caso de Psicólogos puedes consultarlo aquí: COPC)

En un momento difícil de la vida es importante que, al llegar a una cita con un psicólogo, encuentres un clima cálido y acogedor para poder expresar aquello que te ha traído a  terapia y empezar a confiar. Eso es lo que te ofrezco: comprensión, escucha, empatía y apoyo. El siguiente paso es ayudarte a entender tus asuntos y a buscar soluciones, generando una sólida alianza terapéutica, que nos acompañará durante todo el proceso de cambio y evolución hasta el alta.

En el proceso terapéutico utilizo herramientas de diferentes corrientes psicológicas como es la terapia cognitivo – conductual o la terapia sistémica y las constelaciones familiares, adaptándome a cada momento del proceso y a las necesidades de cada persona. No hay recetas mágicas para un proceso de terapia psicológica porque ninguna persona es igual que otra ni tampoco sus problemas e implicaciones.  Me adapto realizando un “traje a medida” para cada persona, dependiendo de diferentes factores como el problema en sí, su momento psicológico actual y su capacidad de afrontamiento, además de otros muchos que van apareciendo.

La duración de un proceso de terapia varía mucho desde varias sesiones para temas puntuales hasta procesos más complejos y de mayor duración. Mi objetivo es dar a la persona herramientas con las que pueda afrontar sus dificultades y que, de esa manera, tome la responsabilidad sobre sus asuntos para que en su futuro pueda afrontarlos de una manera diferente que le ayude, en definitiva, a tener una mayor salud psicológica.

No podemos elegir los sucesos que nos acontecerán a lo largo de la vida, pero es seguro que todos pasaremos por dificultades, la diferencia esta en la actitud y las herramientas que tenemos para afrontar las dificultades de la vida. El mejor aprendizaje viene de los momentos difíciles, no de las fáciles, así que también un problema es una oportunidad de aprender algo y de ser más fuertes.